La exploración neurológica se encarga de diagnosticar las enfermedades del sistema nervioso; por eso, es la herramienta más importante en medicina. Este análisis es realizado normalmente por un médico especialista en neurología.

Es importante incorporar de manera correcta los datos clínicos que se obtienen mediante esta exploración para que, junto a los conocimientos neuroanatómicos y neurofisiológicos, se puedan interpretar de manera correcta los resultados de esta evaluación.

 

Exploración del sistema motor

Para evaluar el sistema motor, es importante explorar principalmente varios aspectos del músculo, especialmente cinco.

Trofismo

Valoración subjetiva del volumen y masa muscular. Se realiza por una simple inspección y será el propio médico el que determine si un músculo se encuentra normal o si es demasiado grande, hipertrofia, o demasiado pequeño, hipotrofia.

Por otro lado, podría aparecer la atrofia, es decir, cuando un músculo tiene menos tamaño y se encuentran datos de posible denervación o pérdida de conexión con el músculo.

Tono

El músculo muestra una resistencia pasiva al movimiento cuando se encuentra relajado. Esto se comprueba palpando la masa muscular y llevando a cabo estiramientos y acortamientos pasivos de los músculos de las extremidades.

Estas alteraciones pueden provocar hipertonía y presentarse de tres maneras diferentes:

  • Rigidez: limitación durante todo el arco de movimiento
  • Espasticidad: dependiente de la velocidad de estiramiento y suele ser mayor al inicio y menor después.
  • Disminución del tono muscular: hipotonía.

Fuerza muscular

El paciente tiene que realizar diversos movimientos contra la gravedad para después llevarlos a cabo en contra de una resistencia que impone el médico. Los músculos que se analizan de esta manera son:

  • Bíceps y tríceps en las extremidades superiores a través de la flexión y extensión del codo.
  • Cuádriceps e isquiotibiales.
  • Bíceps semitendinoso y semimembranoso en las extremidades inferiores mediante la flexión y extensión de la rodilla.

Estas exploraciones deben realizarse de manera comparativa tanto en el lado derecho como en el izquierdo.

Reflejos de estiramiento muscular

El reflejo de estiramiento muscular consiste en una respuesta motriz, independiente de tu voluntad, que surge tras aplicar un estímulo mecánico sobre los tendones.

Este estímulo suele realizarse con martillo de reflejos, el cual crea un estiramiento súbito del músculo, y de ahí surge esta contracción.

El paciente tiene que estar completamente relajado; por eso, en ocasiones el médico trata de distraerlo para que no centre su atención en el estímulo. La mejor posición para llevarlo a cabo es en un ángulo de 90º.

Esta exploración se inicia localizando el tendón del músculo y utilizando un martillo de reflejos. La ejecución debe ser precisa, suave y rápida y se tiene que realizar de manera bilateral y comparativa.

Reflejos patológicos

Los reflejos patológicos son aquellos que no pueden provocarse en pacientes normales porque su presencia significa una alteración neurológica. Destacan dos:

  • Signo de Babinski: se trata de una lesión en la vía piramidal. Se obtiene una flexión dorsal del dedo gordo y un movimiento que emula un abanico en los demás.
  • Signo de Hoffmann y Trömner: también es un signo de afección de la vía piramidal que afecta a los miembros superiores; solo serán patológicos si se asocian a otras alteraciones. Se explora mediante el golpeo de la uña del segundo, tercero o cuarto dedo. De esta manera, se obtiene una flexión del dedo índice o el dedo pulgar como estímulo.

 

En Unidad Médica Angloamericana contamos con expertos neurólogos siempre dispuestos a ayudarte. No dudes en consultarnos.