El empaste dental u obturación dental es el tratamiento de elección para eliminar una caries de tamaño pequeño o moderado. El empaste es el material que sustituye la parte de diente que se ha perdido al ser dañada por una caries.

 

Qué motiva el empaste dental

La caries dental es una enfermedad del diente que cursa con su destrucción progresiva, causada por los ácidos que producen las bacterias contenidas en la placa bacteriana que está en nuestra boca. Dicha placa bacteriana está formada por restos de los alimentos que ingerimos, bacterias y componentes de nuestra saliva. La placa bacteriana se acumula en la superficie de los dientes, y para minimizar los daños que puede hacer sobre ellos debemos eliminarla diariamente con cepillo dental e hilo de seda.

Cuando esta placa no es correctamente eliminada y/o tenemos un esmalte muy sensible a los ácidos, puede aparecer una caries dental.

En una primera fase, generalmente la caries afecta al esmalte, que es la capa más superficial. Si supera esta barrera, la caries penetra en la dentina y prosigue su expansión. La dentina es más blanda que el esmalte, ya que contiene materia orgánica y menos materia mineral. Esto hace que, cuando la caries supera la barrera del esmalte y alcanza la dentina, se expanda y avance más rápido. 

En cualquiera de estas dos fases, puede realizarse un empaste.

Materiales empleados para el empaste dental

Existen esencialmente dos tipos de materiales para realizar un empaste dental: la amalgama de plata y el composite. Actualmente, el más utilizado en nuestra sociedad es el composite, que es un material estético y modelable, que se va colocando por capas hasta restaurar la forma del diente. 

Para realizarlo, lo primero que se hará es anestesiar el diente a tratar. Después, se elimina la caries con el instrumental necesario y se prepara la superficie del diente con un gel grabador y un adhesivo para poder adherir el composite. Dependiendo de la profundidad de la caries, puede ser necesario algún material intermedio que proteja la parte más profunda, bajo la cual se encuentra el nervio del diente. Tanto el adhesivo como el composite son materiales fotopolimerizables, es decir, son materiales con textura modelable hasta que son activados con luz, que provoca su polimerización o endurecimiento. Una vez terminado, se contornea y pule para conseguir la forma adecuada y suavizar su superficie, devolviendo al diente su correcta forma y función.

antes y después empaste dental

Qué síntomas se presentan después de la intervención

Los empastes generalmente no producen síntomas, pero no debemos olvidar que el diente es un tejido vivo y como tal puede sufrir inflamación y síntomas de dolor. En algunas ocasiones puede aparecer sensibilidad al frío durante los días siguientes a la realización del empaste, que va disminuyendo poco a poco hasta desaparecer. Esto normalmente está directamente relacionado con la profundidad de la caries; cuanto más profunda ha sido, más riesgo hay de que aparezca una sensibilidad posterior, aunque nunca hubiera existido sensibilidad previa.

 

Es importante que informes a tu dentista de cualquier síntoma que aparezca, él te sabrá informar sobre los síntomas que son esperables según tu caso y podrá tomar las medidas que sean oportunas.