El dolor dental es el motivo más frecuente de consulta en la clínica odontológica. Pero, ¿qué es lo que hace que duela un diente? Existen múltiples factores que pueden causar dolor dental. En ocasiones, el dolor es muy agudo, intenso y fácil de localizar pero, en otras ocasiones, no es sencillo determinar dónde se origina el dolor. Es por ello que a veces hacen falta pruebas complementarias, como radiografías.

Las causas que pueden provocar dolor dental son:

  • Caries
  • Enfermedad periodontal
  • Sensibilidad dentinaria
  • Trauma oclusal
  • Bruxismo
  • Muelas del juicio
  • Sensibilidad post-tratamiento dental

 

Dolor dental por caries

La caries es una infección que afecta a los tejidos duros del diente y que los va destruyendo a medida que avanza.

Los primeros síntomas pueden ser de sensibilidad al frío, al calor, al dulce y a los ácidos, si bien en muchas ocasiones no producen síntomas. Es por esto que es muy importante acudir a las revisiones dentales!

Según va profundizando puede aparecer un dolor muy intenso, dolor al masticar o, si la infección ha alcanzado e infectado la pulpa dental, un flemón.

Caries dental

Dolor dental por enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es una infección crónica que afecta a los tejidos que rodean y sujetan los dientes. Está originada por unos grupos bacterianos específicos que generan la enfermedad cuando existe una predisposición genética para ello.

Cuando esta enfermedad avanza, los dientes pierden sujeción y comienzan a moverse. La destrucción del hueso que sujetaba los dientes deja espacios donde se acumulan sarro y bacterias que pueden originar flemones de origen periodontal (sin que haya ninguna caries). También pueden aparecer molestias derivadas de la propia movilidad, sobre todo al masticar.

Enfermedad periodontal

Imagen avance enfermedad periodontal

Sensibilidad dentinaria

Esa desagradable sensación cuando tomamos algo frío aparece cuando la dentina (generalmente cubierta por el esmalte) queda expuesta. Esto puede ocurrir porque el esmalte se haya desgastado, o por una retracción de la encía. Podemos sentirla de forma generalizada en todos los dientes, o puntualmente en alguno de ellos.

Siempre que sientas sensibilidad no dudes en acudir a tu dentista, hay que descartar que no esté originada por una caries. Si no está causada por caries, también hay tratamientos desensibilizantes que son muy útiles cuando la sensibilidad es muy intensa.

Sensibilidad dental

Bruxismo

El bruxismo es una parafunción consistente en apretar y/o rechinar los dientes de forma inconsciente. El bruxismo puede aparecer durante la noche (bruxismo del sueño) o durante el día (bruxismo de vigilia). Cualquiera de los dos puede ocasionar dolor dental por una sobrecarga de fuerzas.

Los dientes están preparados para aguantar las fuerzas de la masticación pero, cuando existe bruxismo y estas fuerzas anómalas sobrepasan la capacidad de los dientes de soportarlas, pueden doler, fisurarse e incluso llegar a fracturarse. Los dientes más susceptibles de dañarse por el bruxismo son aquellos más posteriores y aquellos que están restaurados (empastes extensos, pernos, endodoncias…). Sin embargo, la fuerza que una persona puede hacer cuando aprieta los dientes es tan grande que, con el tiempo y sin tratamiento, puede llegar a partir piezas sanas.

 

Trauma oclusal

Se dice que un diente sufre un trauma oclusal cuando está soportando más fuerzas de las que es capaz de amortiguar. Esto ocurre con mucha frecuencia en personas que han perdido piezas dentarias y, al no reponerlas, aquellas que quedan en la boca se ven obligadas a hacer más funciones de las que pueden aguantar. También puede aparecer en casos de apretamiento dentario (bruxismo) o de malposiciones dentarias (dientes descolocados).

 

Dolor dental por erupción de los molares del juicio

Cuando los dientes erupcionan, deben romper la encía que los cubre hasta alcanzar su posición en la boca. Los molares del juicio son los últimos en erupcionar, y en muchas ocasiones no queda espacio para su completa erupción. Cuando esto ocurre y el molar se queda a medio erupcionar, las bacterias que hay en la propia saliva se meten bajo esa encía pudiendo generar una infección que se conoce como “pericoronaritis”.

Además, debido a su posición y en ocasiones al mal acceso que tenemos a ellas con el cepillo dental, son propensas a padecer caries dental.

molares del juicio

 

Sensibilidad post tratamiento dental

Tras una intervención odontológica, pueden aparecer molestias  durante unos días, considerándose normales. Tu dentista es la persona adecuada para informarte de qué molestias es probable que tengas tras el tratamiento. Si tienes dudas de si lo que sientes es normal, no dudes en consultar.

Por ejemplo, puede considerarse normal sentir algo de sensibilidad al frío durante unos días tras realizar un empaste. Pero, si la molestia perdura en el tiempo o si se hace muy intensa, es recomendable que acudas a la clínica a consultar a tu dentista.

 

En Unidad Médica Angloamericana contamos con expertos odontólogos dispuestos a ayudarte. No dudes en consultarnos.

 

Dra. Gabriela Martínez Bernardini, Especialista en Odontología.